Noticias

Informe de observación electoral en Córdoba

24/08/2011

El programa Córdoba Transparente (una iniciativa conjunta de la Fundación Ciudadanos 365 y FUNDEPS) presenta su informe de la misión electoral desarrollada durante las pasadas elecciones en la Provincia de Córdoba

El el marco de la elección de autoridades provinciales en Córdoba el programa Córdoba Transparente  iniciativa conjunta de Fundación Ciudadanos 365 y FUNDEPS) desplegó una Misión de Observación Electoral con un doble propósito. Por un lado monitorear el funcionamiento de un nuevo sistema electoral resultado de la reforma política impulsada en 2008. Por el otro, aportar a la consolidación de la democracia, a través de la observación electoral doméstica independiente, una práctica absolutamente novedosa en nuestra provincia. Así, se profundizó el camino iniciado con la observación electoral en Marcos Juárez en 2010.

A continuación se presenta el Informe Final de Observacion Electoral que ha sido elaborado en virtud del acuerdo alcanzado entre nuestras instituciones y el Poder Judicial de la provincia, en el marco de los Lineamientos generales para experiencias y misiones de observación electoral de nacionales y de extranjeros aprobado por acuerdo reglamentario 1066/A del Tribunal Superior de Justicia. Por ser la Observación electoral doméstica independiente un instituto que carecía de regulación en el régimen electoral de Córdoba. La iniciativa de Córdoba Transparente impulsó, en consecuencia, la formalización de una práctica que confiamos se consolide en el tiempo y se multiplique entre las organizaciones independientes de manera seria y responsable.

Algunas de las observaciones generales más importantes que se detallan en el informe son las siguientes:

  • Se dieron importantes demoras en las aperturas de las mesas. 
  • Cuando recibían la urna, las autoridades se encontraban con material que desconocían su finalidad. 
  • Los padrones de electores que votaban en el establecimiento no estaban visibles o ni siquiera habían sido colocados en las paredes de la escuela. 
  • En las escuelas observadas (y en toda la provincia, según se pudo saber) se negó a la prensa el acceso a los establecimientos en el momento del escrutinio.
  • Preocupó la difusión de encuestas en boca de urna a las 11:00 hs y a las 17:00 hs por parte de empresas encuestadoras locales. Los medios de comunicación replicaron esta información a las 18:00 hs, agravando la violación.

 

En particular, respecto al voto electrónico, el informe presenta una comparación de los sistemas utilizados en Marcos Juárez en 2010 y en La Falda 2011, ambos casos observados por el Programa Córdoba Transparente. El nuevo sistema responde a las objeciones vinculadas a la posibilidad de rastreo del voto, con la la consecuente amenaza al secreto del sufragio. Por otra parte, los técnicos de la empresa concesionaria hacían las veces de fiscales de facto al tiempo que no hubo fiscalización del código fuente del software utilizado, información que no fue brindada a políticos, fiscales u observadores electorales. Algunas otras observaciones son las siguientes:

  • La primera objeción que se plantea tiene que ver con la elección de la localidad para implementar el nuevo mecanismo de votación. Los ciudadanos de Marcos Juárez debieron aprender a utilizar el voto electrónico en 2010 y luego “desaprender” este sistema para capacitarse sobre boleta única. 
  • Como se señaló, los ciudadanos evaluaron como insuficiente la capacitación, lo que se evidenció en las dificultades que mostraron algunos votantes
  • La capacitación a través de simulaciones de voto electrónico realizadas en la misma escuela, el mismo día de la votación, utilizaba las imágenes de los candidatos oficializados, lo que motivó cuestionamientos de los propios votantes (planteados personalmente a los observadores de Córdoba Transparente) sobre el riesgo que esto suponía para el secreto del voto. Ante ello, la empresa adujo que la propia Justicia electoral había impuesto estas condiciones de simulación.
  • Los técnicos de la empresa MSA reemplazaban en consultas a los Fiscales Públicos Electorales (FIPE) lo cual requiere una revisión de la “privatización” del sistema electoral si se piensa ampliar el voto electrónico a toda la provincia.
  • Si bien los errores técnicos fueron menores (desperfectos en los chips, en las boletas o en las impresoras) se debe trabajar sobre los detalles del sistema para una posible aplicación a mayor escala.
  • El código fuente del software que utilizan las máquinas no fue entregado a los partidos políticos, sus fiscales electrónicos, ni a los observadores de Córdoba Transparente cuando lo solicitaron. Para auditarlo, los partidos sólo podrían hacerlo acompañados de técnicos de la empresa MSA. Ningún partido auditó el código fuente.

 

Más información:

Informe Final de Observacion Electoral

 

Contacto:

César Múrua

Director Ejecutivo

cmurua@fundeps.org